Acto de conciliación: qué es, cómo funciona y cuándo procede

Acto de conciliación: qué es, cómo funciona y cuándo procede- 2024

Un acto de conciliación es un proceso mediante el cual las personas, ya sea directamente o a través de intermediarios, llegan a acuerdos en asuntos que les conciernen, siempre y cuando estos sean de carácter disponible. Es una alternativa extrajudicial para resolver conflictos, evitando así entrar en un proceso legal más largo y costoso.

En el ámbito legal, el acto de conciliación está regulado por la Ley de Jurisdicción Voluntaria de 2 de julio de 2015. Esta legislación establece los procedimientos y requisitos para llevar a cabo una conciliación de manera formal y efectiva.

¿Dónde se regula el acto de conciliación?

La Ley de Jurisdicción Voluntaria es la normativa que regula el acto de conciliación. En concreto, se encuentra en su Título IX, que se refiere específicamente a la conciliación, y abarca los artículos 139 y siguientes.

¿Cuándo procede la conciliación?

Según el artículo 139.1 de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, la conciliación procede cuando se manifiesta la siguiente situación: "Se podrá intentar la conciliación con arreglo a las previsiones de este Título para alcanzar un acuerdo con el fin de evitar un pleito".

Esto significa que la conciliación puede ser empleada como un recurso previo a la interposición de una demanda o un litigio, con el objetivo de resolver la controversia de manera amistosa y evitar así un proceso judicial.

¿Cuándo no se admitirá un acto de conciliación?

Sin embargo, existen situaciones en las cuales no se admitirá un acto de conciliación. Según el artículo 139.2 de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, no se admitirán a trámite las peticiones de conciliación en los siguientes casos:

1. Los juicios en los que estén interesados los menores y las personas con capacidad modificada judicialmente para la libre administración de sus bienes.
2. Los juicios en los que estén interesados el Estado, las Comunidades Autónomas y las demás Administraciones públicas, Corporaciones o Instituciones de igual naturaleza.
3. El proceso de reclamación de responsabilidad civil contra Jueces y Magistrados.
4. En general, los que se promuevan sobre materias no susceptibles de transacción ni compromiso.

Estas excepciones se deben a la naturaleza de los casos involucrados y a la necesidad de seguir los procedimientos legales correspondientes.

Te invitamos a leer...Descubre cuándo se considera vía de hecho en el ámbito administrativoDescubre cuándo se considera vía de hecho en el ámbito administrativo

¿Quién es competente ante un acto de conciliación?

La competencia para llevar a cabo un acto de conciliación recae en el Juez de Paz o en el Secretario judicial del Juzgado de Primera Instancia o del Juzgado de lo Mercantil, en casos en los cuales correspondan a su competencia, y en el domicilio requerido. Esto está establecido en el artículo 140.1 de la Ley de Jurisdicción Voluntaria.

En caso de que el requerido no se encuentre en territorio nacional, se considerará competente el Juez de su última residencia en España. Sin embargo, si la cuantía de la petición es inferior a 6.000 euros y no se trata de cuestiones atribuidas a los Juzgados de lo Mercantil, la competencia recaerá en los Jueces de Paz.

En el caso de personas jurídicas, el órgano competente será el del lugar del domicilio del solicitante, siempre y cuando el requerido tenga una delegación, sucursal, establecimiento u oficina abierta al público o representante autorizado en dicho lugar.

Si no se puede localizar al requerido en el territorio correspondiente, el Secretario judicial o el Juez de Paz emitirá un decreto o auto dando por terminado el expediente, dejando constancia de esta circunstancia y permitiendo al solicitante iniciar el procedimiento nuevamente ante el Juzgado competente.

¿Cuál es el trámite a seguir para solicitar un acto de conciliación?

El procedimiento para solicitar un acto de conciliación se detalla en el artículo 141 de la Ley de Jurisdicción Voluntaria. Según este artículo:

1. El solicitante de la conciliación debe presentar una solicitud por escrito ante el órgano competente, en la cual se deben incluir los datos e identificación tanto del solicitante como del requerido o requeridos de conciliación, así como los domicilios donde pueden ser citados, el objeto de la conciliación que se pretende y la fecha en la que se desea llevar a cabo.

En algunos casos, el solicitante puede utilizar formularios normalizados disponibles en el órgano correspondiente.

2. Se pueden adjuntar a la solicitud los documentos que el solicitante considere relevantes para la conciliación.

Te invitamos a leer...Delito de administración desleal: cuando se causa perjuicio al patrimonio ajenDelito de administración desleal: cuando se causa perjuicio al patrimonio ajen

3. No es necesario la intervención de abogado ni procurador en los expedientes de conciliación.

¿Qué efectos tiene la admisión de un acto de conciliación?

La admisión de una solicitud de conciliación tiene efectos importantes según lo establecido en el artículo 143 de la Ley de Jurisdicción Voluntaria. De acuerdo con este precepto, la presentación y admisión de la solicitud de conciliación interrumpirá la prescripción, tanto adquisitiva como extintiva, desde el momento de su presentación.

Sin embargo, el plazo para la prescripción volverá a computarse una vez que se emita un decreto del Secretario judicial o un auto del Juez de Paz poniendo fin al expediente.

¿Sobre quién recaerán los gastos que supone emprender un acto de conciliación?

Según el artículo 146 de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, los gastos derivados de un acto de conciliación deben ser asumidos por la parte que promovió dicho acto. Esto implica que el solicitante será responsable de los costos generados durante el procedimiento.

¿Cómo se puede actuar contra un acto de conciliación?

En caso de que se desee impugnar un acto de conciliación, solo se puede interponer una acción de nulidad, según el artículo 148 de la Ley de Jurisdicción Voluntaria.

Esta acción de nulidad solo podrá ejercitarse por las causas que invalidan los contratos y debe presentarse ante el tribunal competente en un plazo de quince días desde la celebración de la conciliación. El proceso de impugnación seguirá los trámites habituales de un juicio.

Una vez que se haya demostrado el ejercicio de la acción de nulidad, la ejecución de lo convenido en el acto de conciliación quedará suspendida hasta que se resuelva definitivamente sobre la acción ejercitada.

La conciliación como alternativa para resolver conflictos

El acto de conciliación es una herramienta útil para evitar pleitos y llegar a acuerdos beneficiosos para todas las partes involucradas. Ofrece una solución más rápida y menos costosa que los procesos judiciales tradicionales.

Te invitamos a leer...La guía definitiva: ¿Cuándo es necesario elaborar un cuaderno particional en asuntos legales?La guía definitiva: ¿Cuándo es necesario elaborar un cuaderno particional en asuntos legales?

Es importante tener en cuenta que la conciliación solo procede en asuntos de carácter disponible y para aquellos casos en los cuales no se aplique ninguna de las excepciones mencionadas en la Ley de Jurisdicción Voluntaria.

En resumen, es posible decir que el acto de conciliación es una opción a considerar para solucionar conflictos de manera efectiva, siempre y cuando se cumplan los requisitos legales establecidos. Su objetivo principal es evitar la judicialización de los casos y fomentar acuerdos pacíficos entre las partes implicadas.


Para leer contenido relacioanado a "Acto de conciliación: qué es, cómo funciona y cuándo procede" puedes ingresar a la categoría Blog.

Índice
  1. ¿Dónde se regula el acto de conciliación?
  2. ¿Cuándo procede la conciliación?
  3. ¿Cuándo no se admitirá un acto de conciliación?
  4. ¿Quién es competente ante un acto de conciliación?
  5. ¿Cuál es el trámite a seguir para solicitar un acto de conciliación?
  6. ¿Qué efectos tiene la admisión de un acto de conciliación?
  7. ¿Sobre quién recaerán los gastos que supone emprender un acto de conciliación?
  8. ¿Cómo se puede actuar contra un acto de conciliación?
  9. La conciliación como alternativa para resolver conflictos

Contenido relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir